En las fechas comprendidas entre el 7 y el 10 de abril tuvo lugar la Annual General Meeting (AGM) de nuestra querida red, encuentro que se celebró en la capital de Polonia, Varsovia.

Para los que no lo sepáis, la AGM es el evento principal y más importante en el que se toman las decisiones de ESN International. Todas las secciones de la red están invitadas a este encuentro para decidir cómo deberá arrancar el próximo curso. Y es esto último lo que hace de la AGM un evento muy especial: todas las asociaciones que conforman ESN nos encontramos en un punto de la geografía europea para compartir juntos unos días increíbles.

Podríamos considerarlo el evento del año, y para ello, una numerosa delegación española pusimos rumbo a Varsovia entre risas y muchas ganas, pero sobre todo con gran expectación por vivir un evento que pocas personas tienen la oportunidad de repetir.

Todo comenzaba con una gran flag parade donde los delegados de cada país mostraban orgullosos sus colores con banderas, pinturas de guerra y muchos globos. Los cánticos nacionales o más populares de cada país se escucharon también a lo largo de todo del recorrido donde el ambiente festivo se podía percibir en cada participante.

Como en una plataforma más, las prisas son la tónica habitual y mientras nos quitábamos la pintura de la cara, nos poníamos guapos para la gala de apertura que se celebraría en la Politécnica de Varsovia y donde un gran juego de luces corporativas ponía la nota de color a la ceremonia.

Después de una gran primera noche, la mañana del viernes comenzaba con las plenarias. El primer día se presentaron los informes del año, así como las candidaturas de la Junta Internacional, la candidatura de Alemania para acoger la AGM 2017 y, por último, las propuestas para el proyecto estrella, siendo ExchangeAbility y el Buddy System las candidatas. Al finalizar la jornada, nos volvíamos a enfundar el rojo y gualda para celebrar una Eurodinner donde la mesa española siempre se sitúa entre las más visitadas, y es que el jamoncito, la tortilla de patatas y la sangría nos alza a los altares de nuestros compañeros europeos.

El sábado tocaba pegarse un madrugón mayor, pues era el día del Infomarket, en la Warsaw School of Economics. Allí mismo tuvo lugar la jornada de plenarias, en la franja matutina, durante la cual tuvieron lugar las presentaciones del presupuesto y del informe financiero y el intenso debate sobre las enmiendas a los estatutos y al régimen interno (standing orders). Tras un almuerzo en formato picnic, llegábamos al Infomarket, un desfile de ESNrs, estudiantes locales y entidades y empresas colaboradoras a lo largo de numerosas mesas repletas de información sobre universidades, oportunidades académicas, proyectos y comités de ESN, ofertas de las empresas, etc., así como algún que otro juego y, sobre todo, merchandising en cantidades industriales.

Con las mochilas repletas de chapas, pegatinas, pulseras y, con suerte, alguna que otra camiseta, llegaba el turno de los diferentes workshops, para los cuales hubo que seguir un minucioso proceso de inscripción. Algunos prefirieron consumir todo su tiempo formativo en sesiones de dos horas, mientras que otros optamos por formatos más breves y asistimos a dos workshops de una hora de duración cada uno, con una amplia variedad de temas que iban desde Google Analytics hasta oportunidades de financiación, pasando por el uso en clave ESN de la novedosa herramienta Kahoot, en la que tuvieron el gusto de introducirnos Samuel López y Silvia Esteve (ESN en UV). La jornada “laboral” se cerró con una especie de mini Plataformas Nacionales, es decir, reuniones de los delegados de cada país por separado comandadas por sus respectivos Representantes Nacionales, en las que se pusieron en común las diferentes impresiones sobre los puntos de votación.

Cerramos el sábado en clave de ocio con el tan esperado, pero finalmente decepcionante Erasmus World Festival, que tuvo lugar en una suerte de sala de cine reconvertida en discoteca y con unas extensas colas para el acceso a los cuartos de baño. Con todo, buen momento para seguir poniendo cara a las diferentes secciones de la red y continuar forjando las amistades que empezaron el jueves.

Y casi sin darnos cuenta llegó el domingo, con el momento más esperado, el del veredicto de la red al completo. Puede que la falta de competencia para los puestos de la International Board (así como para la sede de la AGM 2017) restase interés a las votaciones, pero con todo, un cierto apoyo de las secciones y los NRs seguía siendo necesario. Eso sí, no hubo sorpresas: Safi, Matt, Jovana, Gaffar y Thomas dirigirán ESN AISBL durante un curso más, la AGM del año que viene entrará por la Puerta de Brandenburgo y ExchangeAbility concentrará, como proyecto estrella, buena parte de los esfuerzos de la red en los próximos doce meses.

Pero eso no fue todo, ya que esa misma noche, como antesala de la lujosa cena de gala que cerraría el evento, se entregaron los STARawards, que premian la excelencia de la actividad ESN en diferentes ámbitos (secciones, federaciones, eventos, proyectos, etc.). Por lo que a nuestra delegación respecta, esa ceremonia nos dejó a todos con una sonrisa de oreja a oreja dibujada en la cara y la cabeza bien alta, ya que el Campamento Erasmus in Schools fue reconocido como mejor implementación del proyecto SocialErasmus y las charlas sobre movilidad inclusiva en colaboración con la FONCE recibieron el segundo premio en la categoría paralela de ExchangeAbility. ¡Enhorabuena a todas las personas que lo habéis hecho posible!

Como broche a un (largo) fin de semana inolvidable, acudimos con nuestras mejores galas al emblemático Palacio de la Cultura y la Ciencia de Varsovia (a unos pasos del hotel, suma comodidad), iluminado con los colores de ESN para la ocasión. Allí tuvo lugar la cena de despedida, en la que entre colas de buffet, copas y bailes repasamos en clave informal lo vivido durante esos días y compartimos anécdotas y carcajadas con compañeros de toda Europa. A la mañana siguiente tocaba hacer las maletas, despedirse y emprender el camino de vuelta, porque todo lo bueno se acaba. Los delegados fuimos llegando poco a poco a nuestras casas y volviendo a nuestras particulares rutinas, dentro y fuera de ESN.

Eso fue todo, amigas y amigos. Nos vemos el año que viene en Alexanderplatz: Berlin, Berlin, wir fahren nach Berlin!

Julio, Hugo y Patricia, miembros del ComCom de ESN España.