Desde el año 2001, España ha sido líder inintempurrido en recepción de estudiantes erasmus de educación superior. El último informe anual de Erasmus+ ofrece las cifras concretas: durante el curso 2017/2018, un total de 51321 estudiantes realizaron movilidades en educación superior gracias al emblemático programa de la Unión Europea.

De estas movilidades, las nacionalidades con mayor número de estudiantes fueron Italia, con más de 11000 estudiantes, Francia, con más de 8000, y Alemania, que superó los 7000.  España fue también el destino preferido de los estudiantes británicos, con más de 4000 movilidades. Sin embargo, Erasmus+ es hoy en día un fenómeno global: gracias al programa, estudiantes de países tan diversos como Rusia, Sudáfrica o Irán han podido disfrutar de una estancia de movilidad en nuestro país:

En lo que se refiere a los estudiantes salientes, España se mantiene como tercer país tras Alemania y Francia, con un total de de 40226 estudiantes. Los países preferidos por los erasmus españoles fueron Italia, Reino Unido y Alemania. Lideran el número de movilidades la Universidad de Granada, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad de Valencia.

Erasmus Student Network España, asociación de referencia en el ámbito de la movilidad internacional a nivel europeo, se ha pronunciado sobre estos datos. Según su presidente Juan Rayón  “Los números de recepción de estudiantes erasmus son excelentes y muestran el gran trabajo realizado conjuntamente por las Universidades, la Agencia Nacional Erasmus+ SEPIE y las asociaciones de estudiantes internacionales como ESN para garantizar la mejor estancia posible a todos los erasmus que llegan a nuestro país. La colaboración de estudiantes, Universidades e instituciones permite una mejora constante de la implementación del programa”.

Desde ESN opinan que “Los estudiantes erasmus ven en España un destino diverso, abierto, con un sistema educativo de calidad y un patrimonio cultural, incluyendo el idioma, inigualable. El estudiantado erasmus ayuda a la internacionalización de nuestro sistema universitario y de nuestras ciudades, haciéndolas culturalmente más ricas. Por ello, cada vez que un estudiante Erasmus se decide por España, nos beneficia a todos”.

El número de estudiantes salientes también ha aumentado, aunque de manera mucho menos notable que los estudiantes entrantes. Desde ESN España recalcan la importancia del aumento de la cofinanciación nacional, del reconocimiento de la movilidad y de la facilitación de trámites para que este número aumente en mayor medida. De nuevo en palabras de su presidente: “Erasmus+ es sinónimo de empleabilidad, multilingüismo, desarrollo de competencias y ciudadanía europea. Los datos del último Erasmus Impact Study nos dicen que un 97% por ciento de estudiantes erasmus mejoraron sus habilidades lingüísticas, un 84% mejoró su capacidad de resolución de problemas y un 95% aprendió a relacionarse mejor con personas de otras culturas. Por ello, la inversión a nivel nacional y autonómica es fundamental para complementar la ayuda europea, asegurando así un programa inclusivo que no deje a nadie atrás. La cofinanciación nacional se ha reducido a la mitad desde que alcanzó su máximo el año 2011”.

El pasado noviembre, ESN España publicó junto a CREUP, la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas, un estudio sobre la cofinanciación ofrecida por Comunidades Autónomas y Administración General del Estado para las movilidades Erasmus+. En España existen grandes diferencias entre las distintas Comunidades, con algunas que no ofrecen ninguna ayuda.

En lo relativo al reconocimiento, Rayón alega: “De cara a que Erasmus+ y el resto de programas de movilidad aumenten su alcance e impacto, llegando a personas que no estén ya convencidas de realizar una movilidad, la involucración de toda la comunidad universitaria es fundamental. Actualmente, las Oficinas de Relaciones Internacionales y los Vicerrectorados de Internacionalización realizan un gran trabajo, pero para conseguir ir más allá de los “sospechosos habituales”, todo el profesorado debe transmitir los beneficios y la importancia de realizar una estancia de movilidad, sea cual sea el ámbito y el nivel de estudios. Ciertos tipos de estudios más técnicos, como las carreras de salud, encuentran barreras añadidas para realizar una movilidad, lo que no resulta justo”.

El próximo programa Erasmus comienza el año que viene, y aún no conocemos cuál será su presupuesto dentro del próximo marco financiero de la Unión Europea. ESN España CREUP y la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas remitieron un comunicado al Gobierno de España el pasado mes de noviembre, pidiéndole que apoyara triplicar el presupuesto del próximo programa en el Consejo de la Unión, además de animar al resto de Estados Miembros a hacer lo mismo. El Parlamento Europeo y la Comisión han mostrado su apoyo a este aumento, a falta de que los Estados tomen su decisión.

El informe anual 2018 de Erasmus+ puede consultarse en la página de la Comisión Europea

Los principales datos relativos a España pueden verse en esta hoja informativa .

¡Comparte esta noticia en tus redes sociales!